Archive for the ‘gestión’ Category

9 Key Takeaways From Apple’s Surprising Earnings Call; Cult of Mac

Apple is rich

Apple shares more wealth

Apple still knows how to innovate

The new CFO is dreamy

The iPad is all-around amazing

The iPod is a dead man walking

Apple TV is not a hobby

China is the new Wisconsin

Tim Cook is fierce

CULT OF MAC

 

The Next Steve Jobs Will Destroy Apple

Brian S. Hall en Tech.pinions

Apple is the biggest tech company in the world, worth at least $100 billion more than either Microsoft or Google. Apple has over 350 million active users. Within a few short years, I suspect a billion people will be using Apple computers every single day.

How did this happen? Thus: Steve Jobs proved us all wrong.

In so many ways, ways we now take for granted, ways that Google and Microsoft are rapidly trying to copy, it was Jobs who showed us the way — even as we all were convinced of his wrongness. Jobs proved us wrong not just on technical matters, but on profound aspects of both technology and business.

A few examples of Steve Jobs proving us all wrong:

  1. Building a global retail chain
  2. Requiring customers to pay for content
  3. Demanding high-margins for hardware
  4. Choosing margin share over market share
  5. Emphasizing design over commoditization
  6. Building a touchscreen-only line of computers
  7. Banishing pornography

All of these were business decisions that went against the accepted order. All were correct.

In this same way, Jobs taught us — for we did not initially believe — that:

  1. The big money resides at the top of the pyramid
  2. Walled gardens and well-controlled APIs are the future of the web
  3. Existing standards and popular features are of almost no consequence
  4. There is more money in consumer computing than the enterprise
  5. Set prices, clearly stated, benefit buyer and seller
  6. The web — websites, web pages, web standards — is less important than apps
  7. More users, more developers, more content providers directly benefit from a closed ecosystem than an open one

And here we are today, following decades of Jobs wandering the wilderness, steadfastly implementing the many and varied pieces of his mad grand vision.

Steve Jobs was not rational. His vision of the future was not dependent upon existing products, existing form factors, partners, developers, nor the established wisdom.

I lived through the years when Microsoft absolutely controlled the direction of personal computing. I was there for the rise of Google — and its destruction of the value of content and user privacy. I would not have dared believe that the radical visions of Steve Jobs would so thoroughly flourish in this world. It’s all so profoundly non-rational.

Steve Jobs was firm in his vision, proudly revolutionary, shrewd enough to avoid the trappings of both success and failure, and fully prepared to prove all of us completely wrong, no matter how long it took.

I am sorry for ever having doubted him.

 

Más sobre cómo es trabajar en la “insanely cool” Apple ;-)

Vía Mac Daily News, mis más fiel e interesante agregador de noticias sobre Apple…

Apple is a pretty divided mix of typical corporate red tape and politics mixed in with startup level urgency when the direction comes from Steve. If you have a project that Steve is not involved in, it will take months of meetings to move things forward. If Steve wants it done, it’s done faster than anyone thinks is humanly possible.

El artículo completo en Business Insider.

Y la magia de Quora dónde puedes encontrar preguntas como What is the internal culture like at Apple? ;-)

 

Apple, por fin nº 1 en Best Global Brands (2013)

vía @inmaculadaurrea Y Apple llegó al nº 1

Pues eso:

Apple, en realidad, no habla de productos (que también). Habla primordialmente de emociones. Yo misma he hablado de sus productos, claro, pero por lo que me hacen sentir. Apple me hace la vida más fácil. Y más bonita. Y no me la imagino sin ella. ¡Qué pocas marcas pasan el test del Obituario!

 

Los secretos (a voces) de Apple Retail

“… Apple Stores are now the highest performing stores in retail history.

It wasn’t always this way. Apple experienced massive failures in the 1990s when selling its products through retailers such as Sears and CompUSA. Its computers were muscled out of view and its brand so weakened that many retailers refused to properly market or stock Apple’s computers.

Even though Apple entered the retail business largely as a defensive move to gain more control of the customer experience, the climate then was anything but welcoming. Gateway was operating direct-to-consumer retail stores and failing fast. Apple had to learn how to do things differently.

Less than two years after Apple opened its retail stores, Gateway shut down all of its shops and laid off more than 2,500 workers. Three years later CompUSA shuttered its 23 year-old chain of stores. So while there was little expectation and no guarantee that Apple might succeed selling its own computers in this miserable retail climate, amazingly, somehow it thrived. …”

Steve Chazin en Marketing Apple nos resume muy bien las circunstancias del nacimiento e increíble crecimiento sostenido de la cadena de tiendas de la marca de la manzana mordida. Nada demasiado nuevo, pero un buen resumen.

 

¿Puede Apple seguir innovando con poco dinero?

Vía BBVA Innovation Center un artículo original de Technology Review.

” …  Apple podría enfrentarse a nuevos tipos de presión por innovar ahora que sus plataformas de computación móvil están bien establecidas, según señala el profesor Jason Davis desde la Escuela Sloan de Administración del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos). Para la I+D, estas presiones podrían significar un enfoque de “investigación traslacional”, para que Apple pudiera integrar rápidamente avances procedentes de sus proveedores en áreas fundamentales como la banda ancha y las redes, la potencia de procesamiento y la resolución de pantalla, indica Davis. Quizá lo más importante sea que podría significar su interés en la promoción de tecnologías de software -como el procesamiento de imágenes, voz e imágenes en 3D- y en la búsqueda de usos destinados a los consumidores, indica Davis. “

 

Apple, Tim Cook y lo que no ven los analistas

Apple, Tim Cook y lo que no ven los analistas, en Information Week

“Apple, as well as most companies producing consumer-oriented products in China, have a much larger problem looming: Will they be able to produce their products to meet market demand?”

“This is where Tim Cook comes into the picture. Cook’s skill set is unique among CEOs of high-tech consumer product manufacturing companies. A master of logistics, he’s credited with reengineering Apple’s supply chain to increase profit margins while allowing for more flexibility to produce new products and make changes on the fly. His educational background in industrial engineering, coupled with an MBA, provides him with a toolbox the average CEO doesn’t have… The pundits and experts wanted the next CEO of Apple to be just like Steve Jobs, who was always ahead of the pundits and experts. Perhaps Jobs looked into the future and saw the challenges and opportunities that Apple faces. Keenly aware that Apple had grown into a large and complex company, Jobs knew better than anyone what skills the next CEO would require. And he groomed Tim Cook for the job.”

Read more at http://macdailynews.com/2012/10/25/apple-ceo-tim-cook-what-the-pundits-and-analysts-miss/#6ZGpQYsIzkQ6Xjcb.99

 

El esqueumorfismo trae “bandos” a Apple

El esqueumorfismo que los diseñadores de interfaz de usuario de Apple han decidido utilizar ampliamente en los últimos tiempos está levantando ampollas entre los diseñadores de la compañía de la manzana, menos proclives a esta orientación del diseño. El artículo entero en Business Insider (en inglés).

Vía Mac Daily News es como he llegado al artículo y allí el pulcro Ive es citado opinando sobre el asunto:

“My focus is very much working with the other teams on the product ideas and then developing the hardware and so that’s our focus and that’s our responsibility. In terms of those elements you’re talking about, I’m not really connected to that.”

Y también lo es Frank Lloyd Wright, muy brillantemente:

True ornament is not a matter of prettifying externals. It is organic with the structure it adorns…

Ampliación sobre el esqueumorfismo en “el UI de ordenadores” en Fast Co Design.

 

Hay trabajos y está el trabajo de tu vida

“Hay trabajos y está el trabajo de tu vida.

El tipo de trabajo en el que dejas tu huella por todas partes. El tipo de trabajo del que nunca querrías renunciar. El tipo de trabajo por el cual sacrificarías un fin de semana. Puedes hacer ese trabajo en Apple. La gente no viene aquí para jugar sobre seguro. Ellos vienen aquí para llegar a lo más profundo. Ellos quieren su trabajo para sumarse a algo. Algo grande. Algo que no puede suceder en otro lugar.

 Bienvenido a Apple.”

No se de dónde salió esto … pero me parece bien :)

 

¿Qué hace Apple, “hardware” o “software”?

A principio de junio la blogosfera anduvo algo agitada con el asunto de si Apple es una compañía de hardware o una compañía de software; ¿qué es lo que hace y con qué gana más dinero Apple?

Alf nos elucubraba en FAQ-MAC al respecto, ¿Es Apple una empresa de hardware o de software? Concluye:

… Apple podría dejar de fabricar ordenadores y vender OS X (y sus programas) para instalarlos en ordenadores de otras marcas y eso transformaría automáticamente esa máquina en una máquina Apple.

El software es el alma del dispositivo, no los hierros que le dan forma.

Apple crea hardware para vender su software, no desarrolla programas para poder vender sus máquinas.

¿Tú que crees?

En The Street, Rocco Pendola hablaba sobre las palabras del analista de bolsa David Einhorn en el artículo Apple is a Hardware Company; Einhorn Just Doesn’t Get It.  El primero critica la opinión del analista que en resumen es muy parecida a la de Alf:

… AAPL’s ability to consistently offer innovative features . . . encourages users to upgrade every couple of years. This provides a recurring revenue stream . . . Rather than view AAPL as a hardware company, we see it as a software company that monetizes its value through the repeated sales of high margin hardware. …

Pendola se basa en los números para opinar de dónde sara Apple sue ingresos:

… A little rough, back of the envelope math shows us that hardware, primarily Macs and the gadgets we all know and love, comprise more than 90% of Apple’s revenue.

I’m not missing some higher level point here. Einhorn’s argument boils down to this: Software-based features (though the innovations often come from hardware enhancements) drive repeat sales of high-margin hardware. That’s fine, but, from a long-term standpoint, it’s a flawed perspective. …

Y dice más adelante:

… There’s no question that Apple’s entire ecosystem, including iOS, serves as a value add. But, for all intents and purposes, it’s only the diehards who buy Apple products because of iOS’s apparent superiority. The general public buys iPods, iPhones, iPads and Macs because they’re cool, they work really well and they’re beautifully designed. The brilliantly unique hardware hooks people, not the software.

Until this changes, Apple will dominate. The iOS, AppStore, iTunes and iCloud ecosystem will not save Tim Cook’s butt if he cannot roll out products the public adopts as quickly as it has iPad and its relatively humble predecessors. …

No comparte ninguna de las opiniones ;-)

Ni la de Alf, ni la del periodista ni la del analista … en mi opinión, Apple es una compañía de

Hardware  Y Software.

Siempre lo ha sido, crearon el Apple I y necesitaban un sistema para que funcionara ya que por precio, disponibilidad y momento debieron unos componentes concretos. Llegó la evolución del Apple I, el Apple ][ … y la cosa fue parecida; para un hardware distinto necesitaron un software que le dotara de contenido. Luego vieron en Xerox PARC un nuevo paradigma, la metáfora de escritorio y de nuevo quisieron hacer un hardware totalmente distinto que aprovechara ese software, que ellos harían evolucionar (pero que no habían “creado”).

Y es lo mismo con los dispositivos móviles, quisieron algo que hiciera mejor lo que hacían otros dispositivos (reproductores de música, teléfonos móviles, etc) y se crea el iPod o el iPhone y el software asociado para aprovechar las tecnologías de hardware que presentan.

Así que el hardware ha dictado siempre el ritmo en Apple, sólo que para evitar problemas de fragmentación y para aprovechar  sus características, Apple siempre ha sido a la vez una compañía de software, para controlar la cadena de producción, para controlar los componentes, para integrarlos (pocas gráficas tienen “drivers” para Mac y Windows, por ejemplo) … todo el proceso de diseño … y en diseño industrial el proceso es “el aparato y cómo funciona”, con el fin de obtener y mejorar la experiencia de uso.

Si el software es tan importante … la empresa no lo es sólo de hardware (aunque sea este el que remolque los progresos de aquel).

Con la de conjunciones que hay … nos teníamos que quedar en el “o” sin mirar que también existe el “y”, mucho más propio de nuestros tiempos; sumando, no restando, se hace el progreso.

¿Qué opináis?

 

Apple mala, Apple buena. Apple, la empresa.

Cuánto tiempo sin escribir!!  Ya tenía hasta mono …

Hace algo más de un mes recibí un mail de Apple (del soporte de iTunes Store) que me pareció magnífico. Cierto es que no tenía que haber tenido problemas con algo tan sencillo como comprar un disco; algunos temas se descargaron mal por lo que fuera y se cortaban al reproducirlos. Así que pasados algunos meses desde la compra decidí contactar con el soporte de Apple; obtuve una respuesta rápida, algo menos exacta de lo que esperaba, pero suficiente para entender que tenía que volver a bajar los temas para poder disfrutarlos. La cosa es que tras un cambio de mails, me pedían por favor que comentara el resultado. Cuando ya no esperaba más correos, pues el problema estaba resuelto, o todo lo más esperaba un sencillo “nos alegramos que todo esté bien, quedamos a tu disposición” recibí este correo que aún hoy me sigue pareciendo extraordinariamente amable:

Mil gracias por mantenerme al tanto. He revisado tu cuenta nuevamente para verificar que no hayan ocurrido cargos duplicados, y no se me hizo posible localizar ningunos.

Juan por favor nunca dudes en comunicarte nuevamente con nosotros, estamos aquí para ayudarte.

Te deseo lo mejor y espero que continúes disfrutando del iTunes Store.

Que tengas un muy hermoso día y feliz inicio de semana!

Sinceramente,

Xxxxxx (No pongo su nombre, no son besos)

Apoyo al Cliente de la Tienda iTunes y Mac App Store

Ojo: Yo trabajo de Jueves a Lunes, de 7:30am a 4:30, tiempo Pacífico estándar.

Ultimamente detecto una cierta animadversión hacia Apple, incluso en mi, seguramente por esa posición dominante en el mercado que siempre nos hace sentir vulnerables (y nos parece horrible cuando no es nuestra empresa la que la tiene, claro –creo que lo llaman envidia–)  ;-)

Sin duda, una posición dominante en el mercado nos trae a una Apple mala, que solo se mira a sí misma y sus cifras de ventas, con una obsolescencia de producto cada vez más acelerada, y con un entorno cerrado –el ecosistema Apple– en el que todo funciona mientras sea bendecido por el departamento correspondiente del gigante de la manzana. Además, se dan abusos de poder (la fuerza de la negociación) con proveedores, se sobreprotege en materia de propiedad intelectual a fin de evitar cualquier resquicio para la copia matando la innovación, se abusa del “derecho” al dato del usuario –con la excusa de que éste no haya de preocuparse por ellos–, se controla el uso adecuado de lo que compras y se implementan soluciones de software que daban de comer a terceros –en casos, bloqueando las de los terceros previamente–. Un software que además se vendía a través de los diferentes stores y que lleva camino de que en el futuro sea cada vez más de esta manera (aúnn no lo es en Mac OS).  Y los medios “especializados” o las asociaciones correspondientes ponen en duda una y otra vez el cuidado ecológico de las divisiones de Apple, el trato a los trabajadores en las fábricas a las que subcontrata la fabricación y su situación financiero/fiscal  … Es un todo vale por el crecimiento de la compañía, porque los resultados sean cada vez mejores, pero un todo vale deja en entredicho la libertad del usuario que los elige. La libertad última es tomar otra opción (Windows, Linux, Android …) y de momento sigue ahí.

Por contra, seguimos teniendo una Apple buena, que nos ofrece productos que funcionan maravillosamente bien entre sí … mágicamente como la propia compañía lo expresa. Acaso no es mágico que con iCloud actualice el dato en un sitio y aparezca sin nada que hacer actualizado en todos los demás dispositivos con la cuenta. ¿No es mágico que pueda manejar el iTunes desde mi iPhone, o que pueda ver algo en el iPad y compartirlo con mi familia en la televisión del salón … siempre que tenga un AppleTV?. Como también es genial la cantidad de aplicaciones que nos permiten informarnos (lectores de RSSs, agregadores de otras suscripciones, lectores “para luego”) de un modo “bonito”. O el soporte que Apple ofrece en las tiendas –que en España está empezando a abrir con mucha mayor celeridad de la que esperábamos y también en más sitios de los que creíamos “merecedores” de ellas–. Cabe recordar que el soporte de Apple es reconocido un año tras otro por los usuarios, que se sienten absolutamente satisfechos con él. Y su filosofía de comerciar el software a través de sus sistema trata de aportar seguridad al usuario: “lo que haces a través mío, te de tranquilidad” (aunque alguna vez se les cuele una App que toma datos del usuario sin su consentimiento, pero esto lo están intentando corregir). Respecto a las reclamaciones “éticas”, cada vez que es acusada de descuidar algún aspecto “social”, lucha por resolverlo …

Pero la cosa es que Apple es una empresa. Su lado bueno es necesario para vender primero y mantener las ventas después, ofreciendo buena imagen. Su lado malo es necesario para que todo funcione con un férreo control, de modo que se ofrezca la mejor experiencia de uso. Sin desviarse del hecho de ser una empresa y que las empresas juegan en un marco jurídico del que tratan de aprovecharse. Por ejemplo, con el asunto de los impuestos que ha sido noticia recientemente, por supuesto que sería preferible que se liquidaran los impuestos en el país donde se realizan las ventas … pero si la ley me permite hacerlo en otro sitio de modo más ventajoso ¿por qué no he de hacerlo? Como siempre, hay un componente ético en hacerlo así, pero a veces la ética no se ve correspondida.

Por otra parte ¿a nadie se le ocurre que Apple no le salgan las cuentas en España? En la última conferencia de resultados, Cook se refirió a España (no suele hacerlo, hablando de Europa en general) para indicar lo flojo que estaba el mercado –su mercado– aquí (cosa obvia ante nuestra precaria situación). El caso es que ya es lógico pensar que los costes de abrir tiendas y  contratar (y formar) montones de personal no deben ser pequeños y las ventas podrían no estar al nivel (y que les haga falta un tiempo para ser rentables). De hecho el otro día alguien me indicaba que la tienda de Valencia, concretamente, es deficitaria (costes de mantenimiento mayores que facturación). Desconozco si tenía razón, pero creo que todos hemos pensado que esa tienda en esa ubicación … ¿tendrá suficiente mercado? Está “siempre llena” pero ¿cuántas compras salen al día? ¿Son suficientes las aglomeraciones de compradores cuando hay un nuevo producto?

En otro tiempo comenté al propietario de uno de los APRs que porqué no se agrupaban todos los de la ciudad y se plantaban en C/ Colón (donde ha ido Apple) con una tienda rollo Apple … me dijo que para mantener los costes de esa calle sería difícil incluso acumulando ventas de todos y que con tantos socios el (difícilmente alcanzable) beneficio se diluiría. Pues eso, Apple puede que venda menos de lo que toca.  si esto pasa en Valencia, imaginad lo que puede venirse encima en tiendas abiertas en poblaciones mas pequeñas … está claro que el tamaño no es lo único, y también la renta per cápita, el mercado acumulado en una zona geográfica y otros factores pueden ser determinantes, pero de entrada Murcia o Zaragoza … suenan a “pequeñas” para un Apple Store (y si los valencianos van a Ikea en Murcia, por qué no van a venir los murcianos a Apple en Valencia). Al margen de que globalmente las tiendas parecen ser rentables y una mano lava la otra y las dos lavan la cara.

Por otra parte se cuestiona la situación de las acciones en bolsa y si esto podría responder a una mala situación interna, a la muerte de Steve Jobs o a la falta de innovación de la compañía y de carisma del nuevo CEO, Tim Cook. También tengo opinión al respecto. Volcaré primero la parte pura de opinión … y luego enlazaré algunos artículos pienso que bien articulados sobre Cook y la situación financiera y en bolsa de Apple.

Sobre si Apple ha perdido el carácter innovador; Apple introdujo el iPod a final de 2001, pasaron 5 años hasta que presentó el iPhone. Desde enero de 2007, pasaron 3 años hasta presentar el iPad. Aún deberíamos darle medio año, para ver un nuevo producto. Aunque los más negativos podrían ver en el iPad una evolución del iPhone y por tanto el pasado enero debía haberse presentado un producto revolucionario. Revolucionario para mí es que cambia un modelo de negocio o una tecnología, lo hizo el iPod con la música digital, lo hizo el iPhone con la telefonía móvil y lo hizo el iPad con la nueva clase de “ordenadores”. Por tanto, insisto en que nos queda medio año para que Apple presente algo “revolucionario”, que cambie el juego de toda una industria. Si lo hace habrá sido tan rápida como lo fue entre “smartphone” y “tablet” (más rápido de lo que lo fue entre música digital y telefonía, quizá porque iPhone/iPad era en cierto modo una evolución). No seamos derrotistas.

De hecho, ante la insistencia del mercado y los medios con la escasa capacidad de innovación, empiezan a alzarse voces en favor de Tim Cook, entre otras cosas porque aunque sean “arrastrados por el pasado reciente” los resultados que está obteniendo son espectaculares, sin paliativos. Seguro que algo tiene que ver la maquinaria de PR de Apple en tanto artículo reciente:

En Fortune Cómo está cambiando Tim Cook a Apple y en eWeek 10 razones por las que Tim Cook se está ganando una reputación de buen CEO (vía Mac Daily News). Y no me parece extraño … puede que Apple no compartiera sus planes de sucesión abiertamente, pero dejó suficientes pistas, con dos etapas para Cook como CEO durante las bajas por enfermedad de Steve y no hizo falta el dramático desenlace del fallecimiento de JObs en el hall de Apple, se retiró 3 meses antes de morir y dejo de CEO al que más experiencia tenía para ello y el que se encontraba en el puesto más parecido; en mi opinión el “director de operaciones” tiene una gran parecido con el director general … tiene que estar en todos los campos y cada persona, tendrá unas habilidades concretas, las de Jobs eran las de visionario capaz de rodearse de expertos, las de Cook las deñl negociador, algo que hace falta en una empresa tan grande en un momento de cambio.

Y si Cook no es tan mal CEO y Apple tiene margen para la innovación (Sir Ive dijo que está trabajando ahora en los proyectos más alucinantes) … ¿por qué baja Apple en bolsa? Porque los mercados son así, caprichosos. Y porque es un valor muy importantes para los fondos de inversión y a veces hay que “hacer cosas” con él; pero parece que según algunos analistas aún le queda margen de crecimiento al valor por acción.

En su artículo a principio de este mes, Jean-Louis Gassée explicaba magníficamente la solidez financiera de Apple, pese a las acusaciones de que la “comoditización” de los productos (que suele darse en todos los mercados) no siempre supone el fin de los innovadores; el alto margen de beneficio de Apple, hace presagiar que la compañía sigue (en mi opinión, como –casi– siempre ha hecho preocupándose más de la rentabilidad que de  la cuota de mercado:

I’ll quote Horace Dediu’s May 1st post once again:

Apple is the most valuable company in technology (and indeed in the world) because it integrates hardware, software and services. It’s the first, and only, company to do all these three well in service of jobs that the vast majority of consumers want done.

Si os interesa Apple, no dejeis de echar un vistazo a los enlaces (son mucho más interesantes que lo que yo pueda decir)   ;-)

 

La verdadera lección de liderazgo de Steve Jobs

“He connected the humanities to the sciences, creativity to technology, arts to engineering. There were greater technologists (Wozniak, Gates), and certainly better designers and artists. But no one else in our era could better firewire together poetry and processors in a way that jolted innovation. And he did it with an intuitive feel for business strategy. At almost every product launch over the past decade, Jobs ended with a slide that showed a sign at the intersection of Liberal Arts and Technology Streets.

The creativity that can occur when a feel for both the humanities and the sciences exists in one strong personality was what most interested me in my biographies of Franklin and Einstein, and I believe that it will be a key to building innovative economies in the 21st century. It is the essence of applied imagination, and it’s why both the humanities and the sciences are critical for any society that is to have a creative edge in the future.

Even when he was dying, Jobs set his sights on disrupting more industries. He had a vision for turning textbooks into artistic creations that anyone with a Mac could fashion and craft—something that Apple announced in January 2012 … And even though he will not be around to see them to fruition, his rules for success helped him build a company that not only will create these and other disruptive products, but will stand at the intersection of creativity and technology as long as Jobs’s DNA persists at its core.”

Un interesante artículo en la Harvard Business Review por Walter Isaacson (cierto, sacando un poco de tajada de sus entrevistas para la biografía).

 

Steve Jobs & Apple, la creación de la compañía que ha revolucionado el mundo

En 1984, Michael Moritz (periodista en Silicon Valley y luego socio de la firma de inversiones Sequoia Capital) escribió The Little Kingdom, una historia de Apple como resultado de un trabajo que estuvo haciendo para la revista Time, un perfil de Steve Jobs, que a través de los retoques del editor en New York (al menos eso dice Moritz) mostró a un Jobs no todo lo fantástico para ser merecedor de la portada como Personaje del Año 1982 de la afamada revista, reconocimiento que recayó en … el ordenador personal. A Moritz, Jobs le retiró la palabra y por eso no podemos considerarla “biografía” autorizada, por eso y porque no es la vida de Steve, sino del nacimiento de Apple. En 2009 Michael Moritz revisó y reeditó su libro, re-titulándolo Return to the Little Kingdom: How Apple and Steve Jobs changed the world.

Este libro, junto con Apple Confidential 2.0 y Apple: The Inside Story of Intrigue, Egomania and Business Blunders (ambos pendientes de leer) creo que son los tres libros que mejor nos pueden mostrar la historia de esta compañía. En otro orden de cosas, Revolution in the Valley nos muestra como fue el nacimiento del Macintosh, y para conocer a las personas fundadoras más conocidas de la compañía deberíamos leer: iWoz y Steve Jobs. A mi me encantó Revolution in the Valley, me gustó muy poco la biografía de Wozniak y me ha encantado la versión en castellano de Return to the Little Kingdom…, que he leído en castellano (bajo el título de la entrada) publicada por editorial Alba.

Dado todo lo que he leído sobre Jobs, mientras estaba en vida, con motivo de los homenajes tras su muerte, en artículos y publicaciones de terceros … creo que la biografía no me revelará demasiadas novedades … lo veremos. Pero dudo que me revele nuevos detalles sobre cómo se creó Apple, como fue su salida a bolsa, cono se gestionó, eso es algo que dudo la biografía cuente con tanto detalle y que como aficionado a la gestión me interesa, sin abandonar por ello el interés por la persona.

Todo ese inicio de Apple es lo que cuenta este libro. A mi me ha gustado mucho, sobre todo, la gran cantidad de detalles de gestión y de cómo se hicieron ciertas cosas. El libro va ganando en cada capítulo y a partir del 9 se hace más y más interesante. En concreto el capítulo 16 (“Tarjeta Platino”) cuenta cómo fue la vida en la compañía tras su salida a bolsa y aunque sorprende la actitud de Jobs respecto al reparto de opciones entre algunos trabajadores, me sigue llamando la atención su reacción ante la riqueza y el uso que hizo de ella. Si bien al principio se portó como un nuevo rico, le duró poco  … en la galería adjunta las dos primeras páginas que os he enlazado nos cuentan eso.

Las tres páginas siguientes hablan de una conferencia que dio en Stanford (posiblemente en 1983) de la que me han sorprendido frases concretas, de esas que muestran o hacen pensar que tenía el camino de lo que quería muy claro, a pesar de que en su tiempo esos sueños fueran poco realizables:

“… dijo que esperaba que, algún día, Apple vendiera medio millón de ordenadores al mes. <<Todavía es complicado usar un ordenador.>> Habló a los estudiantes del Lisa y desveló su sueño de colocar un ordenador dentro de un libro. Y prometió: <<Pero no meteremos basura en un libro, porque nuestros competidores nos imitarían>>. …”

“… <<Informática y sociedad han concertado su primera cita … Ahora el reto está en mejorar la productividad de los trabajadores del conocimiento. El ordenador personal puede liberar energía intelectual en bruto.>>”

“… Nadie notó que Jobs había pronunciado el mismo discurso decenas de veces … Era un mago de la empresa con el olfato escénico de un actor. … La mayoría (de alumnos) parecía satisfecha. <<Bueno, por lo menos no es un imbécil>> …”

En sus últimos resultados trimestrales Apple (casi 30 años después de la conferencia) dijo vender aproximadamente 1,6 millones de ordenadores al mes. En octubre del 2003 (al cierre de ese año fiscal, 20 años después de la conferencia) Apple vendía unos 260.000 ordenadores al mes (tras unos ventas superiores en los años 1999 a 2001) …

Os recomiendo disfrutar a todos de este libro, más allá del fanatismo fanboy, si os gusta la gestión, las startups y los procesos de creación no de empresas sino de industrias enteras ;-)

Y en el epílogo …

“… No es ninguna casualidad que la mayoría de las grandes compañías de ayer y de hoy hayan sido gestionadas o controladas en sus días de mayor apogeo por las personas que les dieron vida. … Ford, Standard Oil, Chrysler, Kodak, Hewlett-Packard, WalMart, FedEx, Intel, Microsoft, NewsCorp, Nike, Disney, Oracle, Ikea, Amazon, Google, Baidu o Apple. El fundador actúa con el instinto del propietario y posee la confianza, autoridad, capacidad y conocimientos necesarios para ejercer el liderazgo. A veces, cuando su instinto le falla, la aventura acaba en ruina. Pero cuando le acompaña, nadie lo puede superar. …”
“… Es más fácil para un fundador, especialmente cuando está rodeado por personas de variada experiencia, aprender a gestionar que para el consejero delegado de una gran empresa dominar los matices y peculiaridades de un negocio completamente nuevo, sobre todo si da la casualidad de que ese negocio pertenece al sector de la tecnología. …”

Y dice sobre la campaña “Think Different” como reflejo del propio Jobs: “… la vívida expresión del lado artístico, sensual, romántico, místico, curioso, seductor, austero y teatral de Jobs –adjetivos, por cierto, que no suelen asociarse con el director de una empresa tecnológica–. …”

Sculley (en De Pepsi a Apple): “Se suponía que Apple iba a convertirse en una maravillosa empresa de bienes de consumo. Era un plan descabellado. La alta tecnología no se puede diseñar ni vender como bien de consumo.” (el autor lo cita como la falta de visión de Sculley)
“… Hasta cierto punto, el iPhone era un salto atrás en el tiempo hacia los comienzos de Apple y la forma en que se animó programadores del mundo entero a crear programas para el Apple][ (y tenerlos controlados como dice en otro punto anterior del libro al hablar de ésto). …”
“… Gracias a estos productos (iPad, iPhone, iPod), Apple ha congregado la mayor audiencia que jamás haya tenido una empresa que vende cosas metidas en una carcaza. Periódicos, revistas, libros, películas, discos, juegos de mesa y videojuegos –todo lo que en el pasado requería papel, cartón, plástico, fábricas, centros de distribución, flotas de furgonetas de reparto y establecimientos comerciales– lo tenemos ahora en bits de iProducts que se pueden comprar y explorar en cuestión se segundos. …”
“… Apple tiene productos que parecen sintonizar con la difusión de la informática a todos los bienes de consumo. …”

“… Si en la actualidad hubiera que escoger al hombre y la compañía más influyentes del mundo de los negocios desde la Segunda Guerra Mundial, no hay candidatos mejores que Steve Jobs y Apple. …”

Igual seguimos informando.

 

El éxito de las Apple Store, más que magia. 10 razones

Esta mañana me he despertado con el enlace en Brand Autopsy:

The best word of mouth is how a business does business not just one day, but every day it is in business.

Clearly, Apple’s maniacal focus on the smallest of every day details is benefiting them as a bankable and talkable brand.

a la versión gratuita de un artículo en The Wall Street Journal sobre las 10 razones para el tremendo éxito de las tiendas físicas de Apple:

1. It’s not about selling
2. … unless we’re talking service plans
3. There’s a cutesy acronym
4. Steve Jobs is very, very involved
5. The customer is always right (about pronunciations)
6. Employees get canned for being late
7. And they must stay positive
8. … and keep quiet
9. … especially if they’re new
10. And about that Genius Bar appointment…

Algo más tarde, leía en Mac Daily News sobre como las Apple Store son más que magia:

“Yet firms that have tried to copy these features like Best Buy [BBY] (which has copied the Geek Squad) and Microsoft [MSFT] (which opened its first branded store in 2009 with some of Apple’s architectural and customer-service ideas), have had less success,” Denning writes. “This can lead analysts to throw up their hands and declare that ‘it’s just magic!,’ i.e. success that is inexplicable by any rational process.”

Como siempre el artículo de Mac Daily News enlaza a una fuente, el blog de Steve Denning en Forbes, aunque ésta también se basa en el artículo de The Wall Street Journal para re-presentarlo en términos de “nueva gestión”:

The Paradoxical principles behind Apple’s success:

-Stop Trying to Make Money

-Don’t Try to Sell

-Belief In the Goal of Delighting the Customer

-Continuous Innovation

-Operationalization of How to Delight Customers

-Attention to detail

-Discipline

-Recruiting and training the right people

-Loyalty

-Bottom line: Radicalley Different Mangement

Dos artículos con gran cantidad de enlaces perfectos para pasar una tarde sábado ;-)

 

In-app-purchase de artículo con (nuevas) interioridades de Apple, vía Fortune

La App de la revista Fortune ha lanzado un artículo sobre el equipo de “management” en Apple, que sólo está disponible como in-app-puchase, que incluye algunas historias en principio desconocidas sobre Steve Jobs al frente de la compañía.

Una de las historias habla de como Jobs estaría preparando a su equipo para su futura ausencia, leo en Mac Rumors:

Steve Jobs hired dean of Yale School of Management Joel Podolny to run the Apple University, an internal group also featuring business professors and Harvard veterans that are writing a series of case studies to prepare employees for the life at Apple after Jobs. These case studies focus on Apple’s recent business decisions and internal culture, they are exclusive to employees and taught by top executives like Tim Cook and Ron Johnson.

Habrá que comprarlo porque en 9 to 5 Mac también se han hecho eco y se pueden encontrar cosas como éstas:

  1. After the simultaneous, and more-or-less disastrous, launch of the iPhone 3G and MobileMe in the summer of 2008 — the launch one Gizmodo reader dubbed “iPocalypse” — Steve Jobs summoned the MobileMe team to the Town Hall auditorium on Apple’s (AAPL) Cupertino campus for an obscenity-laden dressing down. “You’ve tarnished Apple’s reputation,” he told them. “You should hate each other for having let each other down.” Then he named a new executive on the spot to run the team.
  2. The sermon on the “Difference Between the Janitor and the Vice President” — a kind of managerial parable Jobs reportedly tells every exec who reaches the VP level
  3. Apple’s radical approach to “P&L” (the financial statement by which individual managers in other companies are held responsible for profits and losses in their divisions) that turns the concept on its head
  4. The effect Jobs’ “Top 100″ off-site meetings have on the employees who are invited and those who are left behind
  5. An elaborate org chart — centered around Jobs — that includes dozens of VPs whose names you’ll never get from Apple PR (que abre el artículo)
  6. The mission-critical task assigned to the “band of eggheads” that Jobs hired just before his second medical leave

Y por supuesto parece que ha alcanzado la web, en Mac Stories han sacado citas interesantes

Una joya para los que nos gusta la gestión y Apple ¿no os parece?

 

Neuromarketing: Cómo Jobs convierte a sus clientes en fanáticos

Hablaba hace un tiempo en mi otro blog del uso del neuromarketing en la pequeñas empresas. Se ve que a Apple le va gestionarse como a una de estas y es una avanzada usuaria del neuromarketing.

Us vs. Them

Compare People, Not Products

Our Customers are Different/Better

Godin and Tribes

Do your customers feel like they are part of a group?

 

Apple está fuerte

El otro día, sin mediar palabra, sólo por mi fama de mackero un conocido estuvo dándome la tabarra con lo poco práctico que era el iPad, con cómo Apple se iría al garete en cuanto Jobs falleciera o dejara la dirección ” igual que la otra vez que se fue, que no se fue, que lo echaron”. Y así me dió el picoteo post-mascletá después de una mañana al final de la cual lo que menos me apetecía era tener que responder a una retahila  de tonterías medianamente informadas con alguien que grita y se siente en posesión de la verdad.

No creo que lea mi blog, pero si el otro día hablaba de como Apple parece tener un plan para substituir a Jobs, hoy leería que Apple es, un año más, la compañía más admirada del mundo (vía Applesfera).

Leería cómo es imposible no considerar a Apple un punto de referencia (por ejemplo en 37 signals):

“I wish I had another example besides Apple but I don’t…”

Leería cómo, aunque él nunca lo hará –”porque un netbook me sirve para muchos más”–, Miguel de Icaza piensa pillar un iPad 2 en cuanto salga porque “si no vas a comprar el iPad 2, los terroristas ganarán”. Leo en Barrapunto:

” … Miguel de Icaza, el programador mexicano co-creador de Gnome, ha comentado su interés por comprarse una de las nuevas iPad 2 de Apple. Más allá de lo irrelevante de este hecho en sí mismo, este artículo reseña además la postura de Icaza ante la implementación de soluciones privativas en el ambiente de GNU/Linux.”En ocasiones, la usabilidad se debe de anteponer al carácter abierto del software”» … “

Leería porque a la competencia le va a costar mucho pillar el ritmo de Apple, porque bailan a su son. Además, que, como ya hemos comentado, están forzando mucho a los competidores con compras anticipadas de componentes.

Leería cuál es la fuerza de Apple: no tener miedo de Apple, en Apple Matters:

” … While it seems easy to think that Microsoft should have seen it coming when you are faced with the market ten years ago you can understand how obvious the decisions were.

Here’s where Apple took a different path. Apple, against all conventional wisdom, stopped worrying (or never bothered to worry) about what the latest product would do to the companies current product.

There are many examples of this. When Apple went to Intel chips people howled; when Snow Leopard came out they howled louder. The counter argument will be that Apple had no real presence in the computer market at that time so who cares. Apple knows it has a certain number of consumers that will stick around no matter what. Sure, they’ll whine and bitch but they’ll do it while buying the next Mac. Hence, if switching to Intel will bring in more consumers (and it did) no problem.

Now consider the iPod mini. You’ll recall it came in colors, sported a tiny hard drive that could hold four to six gigabytes of data. It was perfect. How perfect? It was Apple’s biggest selling product. What do you do when you have a product everyone wants? If you’re any company but Apple you update it and milk the cash cow until it finally dies.

That is the genius of Apple. Instead of asking: “How much money will this cost us?” And “How can this hurt us if it is not a hit?” Apple said: “Screw it. This is better, if it eats away at Mac sales, it’s worth it!”

One supposes that some day this attitude will come back to haunt Apple: Apple will release some product that actually kills a higher margin product and the CPAs who work at Apple will go apoplectic with “I told you so’s.” But Apple won’t be making one of the biggest mistakes of the competition, Apple will not be afraid of its own innovations.”

Y para que no piense que soy un fanboy le enlazaría el artículo en el que Martin Varsavsky narra el desengaño de conocer a Steve Jobs, alguien a quien admira pero cuyo conocimiento le resultó menos placentero que el de Bill Gates. Además, leería que no me parece bien que Steve ande insultando a Samsung uno de sus principales proveedores que está ingresando grandes cantidades de dinero gracias a Apple, que utiliza para coopetir con ella, incluso si va a dejar de tenerla como proveedor.

 

Sobre el futuro de Apple sin (Steve) Jobs

Un artículo de Jay Elliot en Forbes (Jay es autor de The Steve Jobs Way: iLeadership for a new generation) apuesta a que no habrá problema.

” …  So who will run the Steve-less Apple? We can find clues in the recent past.

In late 2003, when early adopters and techno-addicts were buzzing about what nifty, gotta-have product Apple would introduce next, what we were introduced to instead was the distressing news that Steve had pancreatic cancer. In spring 2009, the medical news of Cupertino was about a liver transplant.

For eight-plus years, he has been unable to stick with his unique day-by-day, hands-on, no-decision-without-my-approval way of creating products and running the company — a style that with almost any other corporate leader has been a virtually guaranteed formula for failure. So far, it’s clear that Steve Jobs has created a team and structure that are capable of functioning splendidly even without him at the helm.

This was most recently in evidence with the launch of the original iPad. Steve was on leave most of the time during the final stages of iPad development and launch. Even so, the iPad proved to be another ground-breaking product with sales topping billions of dollars in the first couple of months, bringing new life to a segment of the computer market that had until then been essentially moribund. Buyers, especially the young, have gone gaga over the iPad. Steve was even less able to take part in development of the second-generation iPad he has just announced, yet a first look suggests that his team has successfully applied all the lessons they learned from working under him.

Over the years, Steve has generated a nearly uncanny ability to recognize talent and to recruit almost everyone he has ever set his eye on. The result is a team that inspires confidence for the future. … “

 

Cómo rompió Apple las reglas de las relaciones públicas

O como en el antennagate se saltó todas las normas de gestión de crisis ;-)

Vía Harvard Business Review: How Apple Broke the PR Rules – and got away with it, por Joshua Gans.

Estas son las reglas que Apple incumplió, 5:

1. Apologize and take full responsibility.

2. Don’t create expectations with a media event.

3. Announce the give away first.

4. Avoid specific comparisons with competitors.

5. Don’t air your industry’s dark secrets.

 

Apple desde (un poco más) dentro

Confesiones de un empleado de un Apple Store. Nada demasiado nuevo, pero merece la pena la lectura, entretenida, sobre la vida en un Apple Store. Sobre la compañía:

” … Sometimes the company can feel like a cult. Like, they give us all this little paper pamphlet, and it says things like—and I’m paraphrasing here—”Apple is our soul, our people are our soul.” Or “We aim to provide technological greatness.” And there was this one training session in which they started telling us how to work on our personality, and separating people into those with an external focus and an internal focus. It was just weird. … “

Por cierto, al mismo tiempo salía a la luz el nuevo espacio que se está habilitando en las Apple Store, orientado a atender a los clientes corporativos –empresas– aislados del barullo de la tienda; dicho espacio , se ha denominado “Briefing Room”, una sala muy equipada tecnológicamente para poder presentar las soluciones de Apple a dichos clientes corporativos:

“… We were at the then-brand-new Uptown retail store, one of five in the Twin Cities but the only one with a so-called Briefing Room — a tricked-out, tucked-away meeting area intended to impress business customers.

… the Briefing Room blends Apple-tech razzle-dazzle such as iPhone-controlled presentation monitors with a Zen-like rooftop garden visible through a huge glass partition overlooking Hennepin Avenue.

… I guess I was one of the first to have a business meeting in that Briefing Room — That is where I interviewed Johnson as we each used an iPad set before us on that gorgeous conference-room table.

And with an explosion of iPad use in the business world, Apple needs its Briefing Rooms (there are four other such around the world) as never before. …”

Por lo que leo en algunos de los enlaces al final de la entrada, además de más imágenes de los Briefing Room, parece que su destino es el de corporaciones que quieren incorporar en sus equipos el iPad:

A New Concept for iPad Businees Owners

Apple’s Quiet Pitch to Business

.

.

.

.

.

.

.

 

El modelo de suscripción de contenidos de Apple, Google y Amazon

A principio de semana, Apple presentó su modelo de suscripción de contenidos … las Apps que permitan la compra de contenidos para las mismas (aplicaciones de publicaciones, principalmente, aunque supongo que juegos que permitan nuevos “módulos” y sin duda las aplicaciones de libros) deberán permitir la compra del contenido desde la propia aplicación cediendo a Apple el 30% por su intermediación. Además, los productos ofrecidos para la compra en la web por ejemplo, deberán ser ofertados obligatoriamente al mismo precio o un precio inferior a través de la compra desde la aplicación (“in-App”).

Esto ofrece al usuario un gran comodidad pero recorta los beneficios del “editor”, de quien publica el contenido. Será suficiente el incremento del volumen de transacciones que se supone traerá la facilidad del App Store para compensar el recorte del margen de beneficio. Un interesante artículo al respecto considerando todas las opciones es el de Tech Crunch:

” … Apple has built a new backend system that any of these apps can take advantage of. And when they do, it will give them within one-click access to some 100 million-plus credit cards. As Apple puts it, “Subscriptions purchased from within the App Store will be sold using the same App Store billing system that has been used to buy billions of apps and In-App Purchases.” Apple knows that a ton of users will use such a system when it’s in place. And so they want their cut for enabling that — but only when that system actually brings in new subscribers.

They’re making a bet that it will. And you can bet that for any companies that play along, it will. And that’s perhaps the most overlooked key to all of this so far. Apple’s aim here is not only to make money, but to enable everyone to make money with a system that actually works. How are they going to do that? By doing something that all companies say they do, but few actually really do: focus on the consumer.

This in-app subscription system will undoubtedly be one of the most user-friendly systems that subscription billing has ever seen. Actually, I don’t think it’s a stretch to say it will be the most user-friendly. Apple has created a centralized place to handle a wide variety of subscriptions spanning many different companies. All streamlined. All with one-click capabilities. No need to enter billing addresses. No need to enter credit card numbers. If you want to unsubscribe, it’s one-click. Change you subscription terms? One-click. What was once a nightmare of dozens, or hundreds, or thousands of different backend systems (or worse, phone calls) is now all taken care of thanks to the iTunes ecosystem.

And that’s exactly why consumers would use such a system. And it may finally be the answer for getting people to pay for content such as magazines, online.

Further, Apple absolutely had to force the prices to be the same (or better) as they are outside the app environment to ensure the system would work at launch. Without this key component, the system would be DOA. Companies would undoubtedly be okay with this system if they could jack up the prices to pay for Apple’s 30 percent cut, but that would undermine the entire system. Apple’s stance on this will piss companies off, but it’s the right one for consumers.

But all of this is also a double-edged sword. …”

Google presentaba 24 horas después su modelo de negocio con el mismo fin, Google One Pass. La diferencia, el margen que se queda Google por la transacción, un 10% frente al 30% de Apple. La otra diferencia, se orienta más a la compra en la web del contenido que se cargará en la A.App (Android App) y le falta el nivel de integración que se supone deberá dar al modelo de Apple un fuerte respaldo de los usuarios. Leemos en Silicon Valley.com:

” … Google One Pass aims to offer a broad solution for online publishers grappling with how to charge readers. It will allow publishers to avoid having to build their own payment or sign-in systems, and can identify readers logging in across various devices. In that way, it competes with services like Journalism Online’s Press+, which offers easy login and payment technology to online publishers.

But unlike Apple’s service, Google’s is aimed more for use on websites than in apps. Hornung said publishers can use One Pass in an app only if the mobile operating system’s guidelines allow it.

Publishers selling content within an app running on Google’s Android operating system, for instance, would have to comply with Android’s revenue share, which gives publishers 70 percent. However, unlike Apple, Google allows apps to redirect customers to a mobile Web browser to make a purchase, where publishers can use Google One Pass and keep 90 percent of the revenue. …”

En Mac Daily News profundizaban sobre los problemas que puede encontrar el modelo de Google:

“… One of the reasons why users of Apple products like the iPhone and the iPad seem a lot more willing to pay for things like apps is because the experience is so much better and paying is so easy. But despite that, magazine and newspaper publishers have have had little success so far in getting people to pay for their apps. Why would it be any easier with Google’s One Pass?… “

Ponerse a criticar a Apple y alabar a Google perece lo obvio …  hoy me sorprendía al leer en Mac Daily News ese margen en el caso de Amazon, un 70%, que parece rápidamente se han avenido a ajustar a la baja ante la noticia de los márgenes de sus competidores:

“… When rumors of Apple’s typical 30/70 split (Apple/publisher) for an eBook store became too realistic to ignore, Amazon moved quickly to match the terms (though they didn’t quite do so, putting a few conditions in place),” Tom Reestman writes for The Small Wave.

Reestman writes, “Until then Amazon had been taking up to 70% and no one questioned it or cared… It’s hard to believe those claiming outrage aren’t primarily motivated by the fact that this is Apple, and any Apple headline is ‘news.’ Let’s face it, ‘Amazon’s 70% Cut is Evil and Publishers Will Perish’ is an article few would have read. …”

Podemos tildar a Apple de codiciosa, al fin y al cabo es una empresa cuyo objetivo se supone debe ser maximizar su beneficio, pero desde luego es la que parece conjugar de mejor manera a usuarios y proveedores de contenido. El iTunes Store ya fue un paso en ese sentido, seguido de la App Store, la Mac Store … todo muy fácil. En Twitter lo comentaba @wicho:

“Leo una reseña de un disco. Me interesa. Voy a la iTunes Store. Lo hay. Lo compro. Tardo segundos.  Eso funciona. #LeySinde no.”

Yo me unía con algo parecido, que justo hice esta semana, leí la crítica de Stone in the Water y me fui al iTunes Store, lo preescuché (1 minuto de cada canción) y lo compré.

Es el famoso ecosistema Apple del que ya hemos comentado en alguna ocasión, el que está despertando sospechas de práctcas monopolísticas (aunque en absoluto parece que una demanda en ese sentido pueda prosperar, porque sólo en este campo hay muchas opciones  para disponer del contenido), pero el ecosistema Apple no es un monopolio, es un entorno donde todo va, fácil, suave, pagando ;-)

Como el artículo de Tech Crunch, la realidad del ecosistema Apple es simple aunque quizá sea dura.

” … Company X changes something, therefore Company X is “evil”. Over the years, this has been true of Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, etc. But no company has seen this vitriol to the extent of Apple over the past few years. And curiously, it seems correlated to their meteoric rise in power and profitability.

But if Apple is really evil — or at the very least, if several major moves they’ve made over the past few years have been evil — shouldn’t the opposite be true? Shouldn’t Apple be losing a ton of customers who are fed up with their cruelty and inhumane torture of developers, users, and the world in general? Makes sense, right?

… Instead, Apple has perfected the art of making money. To some, that will still seem evil. Hell, to a few that will likely seem synonymous with evil. But that’s an extremely myopic view of things.

The absolute key to Apple’s ability to make money is the ability to make products that customers want. This includes both their tangible hardware products, the software that runs on them, and the underlying infrastructure that fuses it all together. And that includes things like the App Store, which today’s latest change affects. Apple makes good products that people want, so they make a lot of money. The two are absolutely tied together. If they didn’t do the former, they wouldn’t get the latter.

… The same 30 percent fee they currently take from the thousands of app developers collectively making billions of dollars off of the App Store. And the same 30 percent fee they currently take for all other types of in-app purchases.

You don’t hear those developers complaining about Apple’s cut. But this situation is different because it’s a de-facto change in policy.

… If Apple is in the wrong here, developers will stop developing for iOS (a privilege which they pay Apple $99 a year for on top of the 30 percent app sales cut). And customers will stop buying iOS products. Those two factors will amplify one another. And the Apple ecosystem will wither.

… Apple is so “evil” that they have more users than ever giving them more money than ever. Either the entire world is brainwashed or most users interpret these maneuvers as a part of Apple’s overall goal to make products that are consumer-friendly. Which, again, in turn, makes them money.

… Still, natural or not, just like Google, Apple would then have to be careful about what policies they implemented. With great power, comes great responsibility, and all that. But we’re not there yet. It does look like competition is coming — and fast. And so Apple should be allowed to implement the changes to their ecosystem as they see fit. The market will decide if they’re the right ones or not.

And that really is the key to all of this. It’s so obvious, but so many seem to be looking past it. Apple is not the great dictator of the world. We’re all free to not buy their products and to use other ones. But despite all the bluster about Apple being “evil” over the past several years, this has not happened. And it’s because they’re not evil. They’re simply a free market machine churning out great product after great product thanks to (and not in spite of) many of the policies they put in place.

But that could all change tomorrow. …”

Os recomiendo que no dejéis de leer todas las entradas en caso de que no lo hayáis hecho  … lo aquí expuesto es sólo un detalle de las mismas que bien merecen su tiempo :-))

 

Apple y Samsung: Coopitiendo

En la preparación del viaje a Silicon Valley que debía haber hecho en octubre y al que al final, desgraciadamente, no pude ir, me hablaron de algunos términos que se utilizan en el valle californiano y que debería conocer: friendenemy, speed valley, on-steroids …  El más simpático de ellos fue “coopetition” que he intentado explicar en un par de ocasiones con escaso éxito.

Quizá un ejemplo sea Apple y Google hace unos meses, cuando coopetían sin llegar a competir directamente (y a muerte como ahora lo hacen).

Uno que me parece mucho más claro el caso de Samsung y Apple actualmente. Según Apple Insider Apple ha contratado la compra de unos 7’8 billones de dólares de componentes a su único rival en el mercado del iPad y uno de los más importantes en el mercado del iPhone.

” … According to the Korea Economic Daily, Apple is expected to buy about $7.8 billion worth of components from Samsung this year. The parts will reportedly be for Apple’s mobile products, including the iPhone and iPad, and include liquid crystal displays, mobile application processors and NAND flash memory chips. …”

Así el mayor cliente de Samsung de 2011, será uno de sus grandes competidores … eso es coopeticón, pienso yo.

 

Jobs dirige, enfermo –al menos de baja médica–, los destinos de Apple

Pero ¿la gente está fatal o me lo parece a mi? Primera, la obsesión con Appple, luego con Steve, luego con la enfermedad de Steve … y luego toooodos los sabios que saben o creen saber o que copian de los blogs americanos que saben o creen saber, lo de que Steve está trabajando en este y este proyecto. Tanto secretismo de Apple y todo el mundo sabe en qué proyectos está Jobs … aún cuando trabaje en ellos desde casa.

Alucino!!

Jobs trabaja en los nuevos iPad e iPhone desde casa, durante su baja, en TUAW.

En Mac Daily News:

“The 55-year-old Mr. Jobs, whose ailment hasn’t been disclosed, has been taking business meetings at home and on the phone, these people said.”

Y miles de reflejos de estos enlaces en los blogs de ámbito nacional.

 

Apple cambia de partner para hacer lobby

Se ve que es bastante importante para hacer negocios (o para conseguir leyes adecuadas a tu plan empresarial). En 9 to 5 Mac:

“With all of the money Apple’s competitors like Adobe, Microsoft, Google and others have been spending, it only makes sense that Apple keeps up with the Joneses.”

En All Things Digital:

“Its 2010 lobbying spend was about $1.6 million. (Microsoft’s was $6.9 million.) But while it might seem that any lobbying Apple might need to do in Washington could be easily accomplished by a phone call from one of its directors –one in particular– evidently that’s not the case. Because the company has hired a new lobbying firm to help deal with its D.C. concerns: Fierce, Isakowitz and Blalock.”

 

Más sobre Tim Cook y la sustitución de Jobs

Ahora todo son reportajes sobre el adicto al trabajo, Tim Cook. Esta vez a cargo de The New York Times.

Parece que esta vez todo el mundo ha entendido que Jobs tendrá que dejar la compañía, o su dirección, en algún momento (aún quedando como consejero externo, sabio del consejo, o como queráis llamarlo).Me refiero a su puesto de CEO. Así que en vez de tirarse de los pelos, la cosa está en hacer apuestas, en Mac Daily llaman la atención sobre la lista publicada en Fast Company:

• Tim Cook

• Jonathan Ive

• Phil Schiller

• Scott Forstall

• Eric Schmidt

• Tony Fadell

• Mark Papermaster

• Peter Skillman

Por otra parte Harvard Business Review hace unas consideraciones sobre la supervivencia de Apple sin Steve Jobs, comentando tres lecciones obtenidas de la vuelta de Steve Jobs a Apple y la gestión de la compañía en estos más de diez años:

The first (lesson) is the most inspiring: it’s that power can result from sheer drive, persistence, resilience, and the ability to tolerate conflict.

The next lesson to be learned is that power can come through the projection of an image of strength that may not yet be the reality.

This brings us to the third lesson: that likeability is not a prerequisite to power. While being liked can increase your influence, the equation works more reliably the other way around: being powerful will get you liked.